Archivo de la etiqueta: Constantino Candeira

CONSTANTINO CANDEIRA Y EL VAPOR LA GUARDIA

En la web http://galiciasuroeste.info, se puede encontrar un interesantísimo artículo titulado Constantino Candeira González – Familia Candeira Pérez. Su autor es José A. Uris Guisantes. Expone, fraccionándolo, el entramado comercial de esta familia oriunda de San Felix de Celeiros, que marcaron la vida comercial de la zona de A Guarda. Debemos incorporarlo a nuestra biblioteca virtual y recomiendo imprimirlo y pasarlo a nuestra biblioteca real. Es muy completo, lleno de datos y recortes de periódico (muy interesantes) y posee una bibliografía muy extensa.
Vamos a tomar unos pequeños apuntes de esta web para complementar la historia del vapor LA GUARDIA, que es el que veremos en este artículo.

Vapor LA GUARDIA. Colección Manuel Pujol Casals. Cedida por Laureano Garcia. Nuestro agradecimiento.jpg
Vapor LA GUARDIA. Colección Manuel Pujol Casals. Cedida por Laureano Garcia. Nuestro agradecimiento.jpg

Según José A. Uris Guisantes: …”Los hermanos Matías y Constantino Candeira González (1851-1933), nacieron en la parroquia de San Félix de Celeiros, municipio de Ponteareas en 1851, procedían de una familia con poder económico (el padre era dueño de propiedades, industrias de madera, y almacenes de granos) y político”…
También anota: …”Constantino y Matías Candeira fueron capaces de consolidar industrias de la madera, almacenes de cereales y hornos de fundir piedra calcárea para hacer cal viva, algunas de estas industrias iniciadas por su padre. Con el tiempo crearon otras industrias aún más pujantes entre el final del siglo XIX y una gran parte del XX, desde Salvaterra, A Guarda y Vigo”…
Y sobre la actividad industrial de estos empresarios cita: …”Estas empresas tenían mayoritariamente fábricas/aserraderos de maderas, preparación, comercialización e importación de la misma y astilleros a pie de playa. Al mismo tiempo los Candeira Hnos estaban registrados como compañía de cabotaje con barcos de vela y fletes a distintos puertos de la Península y de América. Compra y venta de sal al Estado con alfolíes para su almacenaje y venta. Almacén de granos (maíz sobre todo), maderas elaboradas de todo tipo y tamaño. Construcción de barcos de vela de variados tonelajes, para uso propio, etc.”…
Vivió hasta 1933, como anota el autor: …”en enero de 1933 fallece don Constantino Candeira González co-fundador de la fábrica-aserradero Candeira Hnos en O Pasaxe en 1883, con astillero en O Pasaxe, fábricas-aserraderos en Vigo, Ponteareas (donde naciera en 1851) y Salvaterra de Miño, con los nombres de: Candeira Estens, Rafael Candeira y Cia, Candeira Hermanos S.A., Candeira y Cia, para crear más tarde en 1927 el Consorcio de Serrerías del Miño S.A. en O Pasaxe con sede central en Vigo”…

Bendición del vapor LA GUARDIA. 14 de enero de 1942. Puerto de Barcelona. Foto del libro Centro y Pia-Union del Apostolado del Mar. Memoria.jpg
Bendición del vapor LA GUARDIA. 14 de enero de 1942. Puerto de Barcelona. Foto del libro Centro y Pia-Union del Apostolado del Mar. Memoria.jpg

Y lo que es mas interesante para nuestra historia: …”Los aserraderos de Candeira Hnos y Hnos París Morlá y Cía, disponían de veleros y barcos a vapor propios para el transporte de maderas y otro tipo de mercancías, dando trabajo a la mayoría de población masculina y femenina de Camposancos, A Guarda y O Rosal”…
El mismo autor nos descubre que, respecto al vapor LA GUARDIA, y según el diario Faro de Vigo, edición del miércoles 28 de noviembre de 1900: …”los socios armadores son Ricardo Sobrino y Ramón Sobrino; Hnos Matías y Constantino Candeira González y Hnos Vicente y Juan Bautista París Morlá”…
Y en el mismo articulo del diario se citan los fines para los que fue construido el buque: …”Después de la botadura el buque quedó fondeado en la bahía a la espera de las máquinas, tan pronto esté listo vendrá para Galicia para ser dedicado a la carrera del transporte de maderas, desde los puertos gallegos a los del Mediterráneo. Como es sabido dos de los armadores tienen empresas de aserrar madera en La Guardia, y son los Hnos Candeira González en el Pasaje de Camposancos y los Hnos París Morlá en la Armona de Camposancos”…
Recomendamos mucho este artículo en el que se cita mucho más extensamente la red comercial de este empresario gallego y la extensión de su flota mercante. Como ya sabemos, el pailebote CONSTANTINO CANDEIRA ya fue estudiado en Vida Marítima.
La botadura del vapor LA GUARDIA fue todo un acontecimiento que tuvo mucha repercusión mediática. En la revista El Mundo Naval Ilustrado. Edición de 30 de noviembre de 1900, en su página 13, se hacían eco de este hecho. Condensando del articulo –espeso de por si- extraemos las siguientes notas: …”Al impulso dado á Cádiz por la Compañía Trasatlántica viene cooperando desde hace algún tiempo la Sociedad Constructora Naval, de cuyos hermosos astilleros han salido varios buques de nuestra Marina de guerra y el vapor UDALA, de la Compañía Bilbaína de Navegación, botado con felicidad el día 10 del corriente.

Vapor CONDECORADO con las marcas de neutralidad. ca 1945. Colección Manuel Rodriguez Aguilar.jpg
Vapor CONDECORADO con las marcas de neutralidad. ca 1945. Colección Manuel Rodriguez Aguilar.jpg

Con la debida oportunidad reseñamos la botadura del UDALA, y hoy nos toca consignar otro fausto suceso de ese género: el lanzamiento del vapor “LA GUARDIA“, construido en la factoría de la Compañía Trasatlántica por encargo de la sociedad que dirige D. Ricardo de Sobrino.
El solemne acto se verificó el día 23, asistiendo al mismo las personalidades más salientes de la localidad y gran número de curiosos de los pueblos vecinos.
Al final de la grada de construcción se había levantado una tribuna artísticamente adornada con atributos marítimos, banderas y gallardetes.
Los invitados fueron conducidos a la factoría en los vapores auxiliares de la Empresa; en el desembarcadero hacían los honores de la llegada el responsable delegado de la compañía Trasatlántica, D. Joaquín Rodríguez Guerra, y el propietario de la nave Sr. Sobrino.
Bendecido el buque por el canónigo doctoral D. Félix Soto, que pronunció una breve y sentida plática alusiva al acto, se procedió a la botadura del “LA GUARDIA“, siguiendo un nuevo procedimiento puesto ya en práctica en arsenales extranjeros.
En vez de cortar la cinta tras la cual funciona la prensa hidráulica que pone en movimiento el barco, solo hay que pulsar un botón eléctrico que pone en acción dos poderosos electroimanes; estos a su vez actúan sobre la prensa, dando empuje al barco.
El “LA GUARDIA” se deslizó sobre la grada suavemente y cayó al agua entre las aclamaciones y los aplausos de cuantos presenciaban el conmovedor espectáculo.

Vapor MINA OSCURA en lugar indeterminado. Foto Teo Diedrich. Colección Alberto Mantilla.jpg
Vapor MINA OSCURA en lugar indeterminado. Foto Teo Diedrich. Colección Alberto Mantilla.jpg

El vapor “LA GUARDIA” tiene las siguientes características: eslora entre perpendiculares, 49 metros; manga, 8; puntal, 5; desplazamiento, 1.055 toneladas. Carga 615 toneladas a 12 pies de calado.
El casco es de acero, construido bajo la inspección del Bureau Veritas; está dividido en seis compartimentos estancos por medio de cinco mamparos completos desde la quilla a la cubierta. Lleva cinco tanques para lastre, que hacen juntos 179 toneladas de agua.
Dispone de dos bodegas con una capacidad cúbica de 27.677 pies ingleses, y sus escotillas mides 6,76 metros de largo por 4 de ancho, con winches de 2 toneladas.
La máquina de triple expansión, ha sido construida en los talleres de Akersmerk Varksted, de Christiania; la caldera es de la misma procedencia. Con arreglo a contrato celebrado con dicha casa, el buque andará en pruebas 10 millas, con tiro natural, llevando a bordo la mitad de su carga.
El “LA GUARDIA” estará mandado por el Capitán D. Manuel Zaragozano, que ha servido muchos años en la Trasatlántica, y estará dedicado a cargar madera en el Norte de España para el Mediterráneo”…
Hay más artículos sobre el buque en El Mundo Naval Ilustrado, pero para concentrarnos en su vida marítima, los obviaremos, y pasaremos a las hemerotecas para dar testimonio cronológico de su quehacer comercial.
La vida comercial en la naviera de los Candeira acabo en 1923. Tuvo un serio percance, del que se pudo salvar, pero con consecuencias, como veremos, según relata el diario La Época, edición del lunes 1º de octubre de 1923: …”Naufragio del vapor LA GUARDIA. Tarragona 29.
Anoche, a las nueve, y en el momento de zarpar con rumbo a Cette, se hundió dentro del puerto el vapor LA GUARDIA que conducía cargamento de vino.
Hasta ahora se ignoran las causas del naufragio”…
Abunda en la noticia el diario La Vanguardia, en su edición de domingo, 30 de septiembre de 1923, en que anota: …”Se está procediendo a descargar bocoyes del vapor «LA GUARDIA», el cual se hundió anoche, quedando hundido hasta la cubierta por la popa.
Créese que por sí mismo se pondrá a flote en cuanto esté aligerado de carga”…
Y en la misma La Vanguardia, edición de 19 de octubre de 1923, se leía: …” Continúa sumergido el vapor «LA GUARDIA», a pesar de los diferentes trabajos realizados para ponerlo a flote.
Se ha instalado una bomba de vapor y otra eléctrica que funcionaran mañana para intentar el achicamiento del agua”…
Muy difícil debía ser el salvamento, ya que la compañía titular (Hermanos Candeira según la LOB de 1923) hace abandono del buque. Lo confirma el diario La Vanguardia en su edición del domingo, 4 de noviembre de 1923: …”Buque que se abandona.
Los armadores del vapor LA GUARDIA hundido dentro del puerto de Tarragona, han hecho abandono del mismo, haciéndose cargo del salvamento la compañía aseguradora”…
En la edición de La Vanguardia, de miércoles 21 de noviembre de 1923, se anotaba la reanudación de los trabajos de salvamento: …” Mañana se reanudarán los trabajos de salvamento del vapor «LA GUARDIA»”…
Por fin, en la edición del miércoles, 2 de abril de 1924, en su página 13, de La Vanguardia, se anotaba la reparación del buque: …” Ha subido al dique flotante, el vapor «LA GUARDIA»”…
Según la LOB de 1935 el buque pertenecía a “Salvador Pares y Otros”, matrícula de Barcelona, desde 1924. Es decir, concuerda con lo leído.
El buque sale del dique el 19 de ese mismo mes, y a partir de ese mismo día comienza el tráfico, habitual de los pequeños armadores de la zona, de pipería y bocoyes de vino entre Tarragona y Marsella, con escalas en los puertos intermedios. En esta línea navega hasta el año 1935. Otras cargas destacadas eran los transportes desde Marsella y Cette de bauxita (con cargas de hasta 700 toneladas), tierra refractaria y asfalto. Por la parte sur de la línea llegaba hasta Castellón y Sant Carles de la Rápita (en este puerto hacia cargas de hasta 700 toneladas de sal). Esta línea de cabotaje, muy activa hasta la guerra civil, se merecería un extenso libro, ya que la cantidad de pequeños buques y armadores que vivieron de ella es sorprendente.
En 1935 –no sabemos el motivo- comienza con el cabotaje de altura a la costa cántabra y escalas intermedias.
Como LA GUARDIA, la última referencia que poseo es de enero de 1944.
Según parece ser, entre esa fecha, o durante el año 1945, lo adquiere la Naviera Condal, de Condeminas, y pasa a llamarse CONDECORADO.
En 1957 es vendido a Naviera del Nalón, que parecía dedicarse a coleccionar viejas glorias, quien lo renombra MINA OSCURA, dedicándose al cabotaje en el Cantábrico, siendo vendido para desguace en 1972. El lugar de desguace: Gijón.

O PAILEBOTE BRANCO

AMARRAS Y ANCLAS, HASTA LLENAR LA BALANZA

Ante todo quisiera agradecer al Sr. Jesús Martínez y Curto, autor del libro Darrere el MEDJERDA, su atención hacia esta pagina al enviarnos una bonita fotografía que ilustra este articulo. Esperamos que en un futuro próximo pueda redactar para esta web una pequeña síntesis de su libro que nos honraría mucho poder reproducir en Vida Marítima.
La Federación Galega pola Cultura Marítima e Fluvial nace en 1993 con objeto de recuperar la memoria marítima y fluvial gallega. Lo hace a través de una pagina, extraordinaria; Culturamaritima.org. Afortunadamente escrita en galego, para nuestro interés, es una pagina web imprescindible en nuestra biblioteca virtual. Seriedad, trabajo en pro de la conservación de la cultura marítima y artículos de gran interés, son el alma de esta interesantisima web. Uno de estos artículos, publicado en Internet, hace referencia al pailebote CONSTANTINO CANDEIRA, de larga y distinguida carrera, en donde el marino y poeta galego Manuel Antonio Perez Sanchez escribes sus operas primas De Catro a Catro y De Mar a Mar. Este marino, que solo vivió treinta años debido a una penosa enfermedad pulmonar, hizo inmortal a este precioso pailebot de tres palos y blanco casco que hoy estudiaremos.

El pailebote PEREGRIN FOS en Valencia. Foto cedida por Jesus Martinez y Curto. Nuestro agradecimiento..bmp
El pailebote PEREGRIN FOS en Valencia. Foto cedida por Jesus Martinez y Curto. Nuestro agradecimiento..bmp

El pailebote fue botado por los hermanos Candeira, Constantino y Matias, y sus singladuras le llevaban de Galicia a Levante, con madera y conservas, y de retorno, desde Cala Morisca o Torrevieja, con cemento o sal, de vuelta a su Galicia de origen. El mestre d´aixa (o carpintero jefe) fue Joaquin Castro Oliveira, y a este pailebote le sucedieron el CELSO CANDEIRA (creo que tenia cuatro palos) y el CARLOS CANDEIRA. Uno de los capitanes del buque fue D. Augusto Lustres Rivas, “O Lustres”, que se hizo famoso gracias al poeta Manuel Antonio. Rogamos a los estimados lectores su ayuda para obtener fotos e información de este marino para poder completar su historia.
Volviendo a la pagina web Cultura Maritima.org, y desde un articulo titulado “Os Pailebotes no Comercio Maritimo de Cabotaxe na Galicia de Hai Cen Anos”, transcribimos y condensamos el texto de interes para este articulo: …”Singraduras dun pailebote fora do común: o “CONSTANTINO CANDEIRA
“Pendurando en dous puntos cardinais- a randeeira esguía do pailebote branco- Coas súas mans loiras acenan mil adeuses as estrelas”
(Intencións, De Catro a Catro, Manoel Antonio)
Logo dos anos de fartura, o trasfego de cabotaxe afondou a súa crise mediada a terceira década do século pasado: o desenvolvemento dos transportes por estrada; a caída do comercio internacional derivada do “crack” de 1929; e a reducción dos fretes de madeira en taboa fina, afectados pola merma das exportacións fruteiras do Levante, foron algunhas das causas.
Como xa se apuntou, tan só os adiñeirados madeireiros e constructores navais Matías e Constantino Candeira, instalados na Pasaxe de Camposancos, teimaron nas angueiras transoceánicas, de maneira que os seus catro pailebotes continuaron a facer de xeito ocasional ate o devalo dos anos 20 a carreira de Cuba, para comerciar con madeiras tropicais. Nun deles, o “CONSTANTINO CANDEIRA”, habitual nas travesías entre a perigosa foz do Miño e os portos de Gandía, Santa Pola, Torrevieja, Cádiz, Sanlúcar ou os do Cantábrico, fixo Manoel Antonio os seus primeiros días de mar como piloto agregado, correndo o ano 1926.
“O pailebote branco” do poeta rianxeiro, era un magnífico veleiro de tres paos e 300 toneladas de desprazamento, botado de xeito multitudinario contra 1915 nos propios estaleiros dos Candeira. Capitaneado dende 1922 polo fillo de José Lustres, Augusto, naquelas viaxes con madeira e conservas nas idas e sal de Torrevieja ou cemento de Tolosa nos retornos, aboiou en gardas de catro horas e recaladas sen tempo o poemario “De Catro a Catro”, un inmortal caderno de a bordo paralelo ao do Capitán Lustres; a este, precisamente, foille dedicado o libro polo autor “en lembranza das navegacións feitas á par”.
Velaí a primeira singradura da travesía Camposancos-Castellón, realizada entre o 7 e o 20 de decembro de 1922, segundo o Diario de Navegación do “CONSTANTINO” asinado, cunha poética sobriedade, por Lustres fillo: Pereira, D. op.cit. “Con 31.120 paquetes de madera y bajo cubierta abordo, peso 343 tons. con destino al pto. de Castellón, calando el barco 13´ y 11´1/4 a proa y popa respectivamente, 10 tripulantes en total y en regla la documentación, en la marea de 4h.30m. con el vapor “MARIA” por la proa y el práctico a su bordo fuimos para fuera, desembocando el río sin novedad y largando el remolque a las 5h. con aparejo suficiente izado.
Gobernamos a zafar un poco de la costa y anocheciendo, cuando demoran Sta. Tecla al N 46º E/r y la farola de Montedor al S 54º E/r arrumbo al SSW con el viento flojo al ENE, despejados cielo y círculo, mar bella y todo el aparejo largo.
En el curso de la noche fué el viento mas de tierra. Amaneció y continúa en un todo igual, transcurriendo la mañana y situándome a 39º-40´ de latitud y 9º-51´de longitud, sin que ocurra nada digno de mención”.
Precisamente á altura do porto de Castellón e durante a Guerra Civil española, a embarcación e os seus tripulantes ían vivir un episodio angustioso.
O “CONSTANTINO”, transformado en motoveleiro, xa non pertencía daquela aos seus armadores primixenios e realizaba viaxes por un Mediterráneo inzado de barcos e avións franquistas, que non dubidaban en atacar aqueles indefensos navíos de cabotaxe que, para maior seguridade, realizaban as súas singraduras de día e moi perto da costa. Nunha delas, cando navegaba de Barcelona a Valencia, o pailebote foi bombardeado e ametrallado por dous aparatos facciosos, salvándose “in extremis” pola proximidade do porto de Burriana.
Alí perdemos a pista daquel pailebote lanzal, de fondo significado na cultura contemporánea do noso país”…
Debemos decir también que, el 10 de Enero de 1924, había varado en el bajo Robaliseira, en el río Miño, debido a las correntadas y fuertes vientos producidos por un temporal.
Nosotros, después de este interesantísimo relato, retomamos el hilo de los acontecimientos y apuntamos el nuevo nombre que tenia el buque; PEREGRIN FOS. Su armador; D. Amadeo Fos Brull, de Valencia. Para conocer su historia haremos uso de un gran libro: Los Motoveleros. El Final de una Epoca. Escrito por el inolvidable José Huertas Morión, y publicado por el Ayuntamiento de Torrevieja, su ISBN es: 84-606-1082-9. La primera referencia que hace el libro cita: …”el barco de 500 toneladas de nombre CONSTANTINO CANDEIRA construido en el Norte de Galicia por la casa Candeira, y que era un barco muy bonito, con una enorme toldilla que le cogia los palos mayor y mesana, toda ella rodeada de una elegante barandilla, y con una cámara muy espaciosa con cuarto de baño para el capitán, camarotes y un gran comedor”…
Un poco mas adelante cita el autor: …”Durante la guerra, perdió los barcos “ENTRE NARANJOS” y el “MENEO” victimas de los bombardeos de la aviación, pero adquirió el motovelero llamado FRANCISCA CASANOVAS y también reparo en grande, el barco suyo de 500 toneladas CONSTANTINO CANDEIRA al que cambio el nombre, poniéndolo el de PEREGRIN FOS.
A partir de aquel tiempo, en la empresa Fos, ya fueron todos moto-veleros, pues la flota se componía de los siguientes barcos, bajo el mando de los correspondientes patrones: Moto-velero de 500 toneladas PEREGRIN FOS mandado por el patrón Manuel Sanz (a) “El Boyero” y por Salvador Ruiz cuando se perdió en Melilla en el famoso temporal del año 1949”…
El CONSTANTINO CANDEIRA, ya en 1935 bajo los colores de la casa Fos, tenia las siguientes características técnicas, según la Lista Oficial de Buques: Año 1935: …”Tipo, pailebote; señal distintiva, EEIR; matricula de Pontevedra; armadores, José María y Amadeo Fos Brull; año de construcción, 1918; casco de madera; eslora entre perpendiculares, 44,44 metros; manga, 9,35 metros; puntal en bodega, 4,84; calado máximo, 4,37 metros; registro bruto, 318,91 toneladas; registro neto, 281,61 toneladas; carga máxima, 450 toneladas”…
Como vemos, quedan las incógnitas de la fecha concreta de la instalación del motor, y tipo y potencia de este. También nos gustaría completar la historia de su primer capitán, y una foto de este a ser posible, con lo que pedimos la colaboración de los lectores para rematar este articulo.