DE JESUITA A MARINO DE GUERRA

Cuando yo era joven -de un día para otro- decidí que el futuro de mi vida era irme a Costa Rica, montar una gasolinera y después una cadena de estas; al final seria millonario.
¿Por qué Costa Rica? No lo sé.
¿Por qué gasolineras? Supongo que de pequeño veía que hacían dinero.
¿Cuánto tiempo duro esta insensatez? Creo que horas o días, pero viví un sueño increíble en el que pensé que solucionaría mi vida; los demás pensaron, con sensatez, que estaba como una cabra.
Jaume Matamala es compañero de alegres mañanas en el Museu Maritim de Barcelona y sus locuras acreditadas de juventud fueron ser Jesuita y presentarse voluntario en la Armada; ¡Muchacho, la Marina te llama!
El libro que edita Jaume se devora en cuestión de minutos y es tan agridulce como las recetas de pollo agridulce de Filipinas; no puede dejar de leerse y, en mi caso, entristecerme.
Se vive –al leerlo- la ilusión de un joven inocente que tiene necesidad de arreglar el mundo con la bondad y, tras el desengaño, salir del circulo vicioso de la uniformidad y la obediencia yendo a un estado superior de disciplina, uniformidad y obediencia; que tontos somos de jóvenes y que gran verdad es que la experiencia es un grado y que el hombre es el único animal que tropieza dos veces en la misma piedra.
Afortunadamente, en la vida, toda piedra hace pared, y las experiencias vividas –narradas de una manera deliciosa en este libro- han permitido a Jaume labrarse una honrada y holgada vida y adquirir una gran y admirable personalidad.
Conozco a Jaume y, créanme ustedes, podría hacer que Trump y Kim Jong-un jugaran al Mario Kart de por vida en vez de incordiar a la humanidad o también podría venderle petróleo al rey de Arabia Saudí; tres años arrastrando el culo por las cubiertas de según qué barcos de la Armada así lo atestiguan.
Buenas anécdotas y una buena cantidad de añoranza y recuerdos asaltaran a todo aquel que tenga la suerte de leer este libro; palabra de Vicente.

PORTADA-002.jpg

Desktop56-002.jpg
C
SE VENDE.jpg
SE VENDE.jpg
LA VOZ de Jesuita-001.jpg
LA VOZ de Jesuita-001.jpg

2 comentarios en “DE JESUITA A MARINO DE GUERRA

  1. Me ha gustado por ser una muestra de lo que fue su juventud en los años cincuenta y sesenta. Son exactas vivencias de aquella época, ni mejor ni peor. El aprendizaje de la vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *