EL PRIMER VAPOR NOMBRADO BAYO

SOL Y VAGA PAL DE PRAVIA, VIENTU MAREIRU PAL DE CUIDEIRU

El primer vapor nombrado BAYO fue botado el 3 de noviembre de 1864 por los astilleros A & J Inglis Ltd., de Glasgow, en las gradas de Pointhouse, con el número 19.
De 454 toneladas de registro bruto y 335 de registro neto, tenía una eslora entre perpendiculares de 165,0 pies; una manga de 27,2 y un puntal en bodega de 13,6.
La máquina, muy elemental, era una simple direct acting, de dos cilindros con diámetro de 36 pulgadas para una carrera de 27. El número de la máquina, construida por el mismo astillero, era el 129, su potencia nominal era de 90 caballos y actuaba sobre un solo eje.
El vapor lo contrato la sociedad Duro y Compañía, a través de Oscar de Olavarría, con poderes recibidos de Vicente Bayo. El costo de este pequeño buque fue de 327.750 pesetas.

Vapor BAYO. Museo Maritimo de Asturias. Foto remitida por Jorge Montoro. Nuestro agradecimiento.JPG
Vapor BAYO. Museo Maritimo de Asturias. Foto remitida por Jorge Montoro. Nuestro agradecimiento.JPG

…”El BAYO quedo listo para navegar en diciembre de 1864, e hizo su primer viaje, de Glasgow a Bilbao y Gijón, en los últimos días de ese año. Para rentabilizarlo y no hacerlo en lastre, tomo un cargamento de hierro en lingotes. Lo mandaba un capitán de la casa, Julián Laucerica y Gabica, que ya lo había sido del ADOLFO.
Este segundo barco iba a provocar un cambio en la estructura organizativa de la división naviera de Duro y Compañía con la constitución de una sociedad filial”…
Esta anotación de José Ramón García López en el libro Historia de la Marina Mercante Asturiana. II. Llegada y Afirmación del Vapor (1857-1900), nos introduce en el origen de la sociedad Oscar de Olavarría y Compañía, creada, como el autor cita, para la explotación comercial de los buques de Duro y Compañía.
En seguida aparecía anunciado en la prensa con una línea que prácticamente recorría toda la costa peninsular española. El diario La Corona, de Barcelona, en su edición de 4 de febrero de 1865, en su página 3, lo anunciaba así:
…”Para Tarragona, Valencia, Alicante, Málaga, Cádiz, Vigo, Carril, Coruña, Gijón, Santander y Bilbao.
Saldrá el 8 de febrero el nuevo vapor BAYO, capitán don Julián de Laucerica, admitiendo cargo y pasajeros.
Su consignatario don Ramón A. Ramos, calle de Cristina núm. 8”…
Una carga típica con destino a Barcelona la anuncia el diario El Lloyd Español, en su edición del viernes, 12 de mayo de 1865, en que anotaba:
…”De Bilbao en 11 ds., vapor BAYO, de 400 toneladas, c. don Julián Lauzirica, con 160 sacos harina al señor Minondo, 77,704 quintales hierro á don R. Ramos, 100 id. id. á los señores Faralt y Matéu, 142 cajas vidrios, otros efectos á varios señores y 17 pasajeros”…
El vapor BAYO fue protagonista, y de hecho inauguro, el nuevo dique de San Mames construido en Bilbao. La escena esta inmortalizada en una famosa foto, y los comentarios los ponía el Irurac Bat, quien, a través del Boletín de Comercio, en su edición del viernes 26 de junio de 1868, nos permiten conocer los hechos:

Fecha 20 de junio de 1868. Inauguración del dique Bilbao. A la derecha el vapor BAYO. Del libro La Industria Naval Vizcaina.jpg
Fecha 20 de junio de 1868. Inauguración del dique Bilbao. A la derecha el vapor BAYO. Del libro La Industria Naval Vizcaina.jpg

…”Una de las necesidades más imperiosas que dejan sentirse en el comercio marítimo, es la construcción de diques que permitan a los buques cómoda y fácilmente, a la par que con la economía posible, hacer las reparaciones y recorridas que con frecuencia necesitan.
Entre nosotros, por desgracia, se carece de casi todo lo necesario; así de dársenas, donde puedan les embarcaciones pequeñas ponerse al abrigo del rigor de los tiempos, como de diques donde se hagan cuando es necesario los recorridos de todas las naves. Esto hace que paguemos al Estranjero mucho más de lo que debíamos pagar con perjuicio notorio de la marina, del comercio y del país.
Así lo ha comprendido Bilbao que dando al asunto toda la importancia que tiene para un puerto de regular significación y movimiento ha llevado á cabo la obra de una dársena y dique en San Mames, cuya realización es la que nos ha sugerido las ligeras consideraciones que dejamos apuntadas.
He aquí como describe el Irurac-bat la inauguración verificada el día 20 del corriente mes.
«Señalada la hora de las dos de la tarde para dar principio al acto, desde por la mañana se colocaron frente al dique los cinco buques que habían de entrar en él: tanto estos como aquel estaban vistosamente empavesados y engalanados con banderas de todos colores.
A la una y media se embarcaron en una de las lanchas salvavidas del vapor BAYO, el señor secretario del gobierno civil, en representación del señor gobernador -quien no pudo asistir por impedírselo urgentes asuntos del servicio público- el señor comandante de marina de la provincia, el ingeniero Sr. Offmeyer, en representación del señor ingeniero jefe, a quien retenían también asuntos del servicio, y dos de los propietarios de los diques, no habiendo podido asistir tampoco los señores diputados generales del Señorío por hallarse precisamente ocupados en aquellos momentos, y juntamente con el señor corregidor, en asuntos de interés para el país relacionados con la próxima reunión de juntas generales y visita de SS. MM.
En una lancha del vapor LUCHANA se embarcaron su armador, que es uno de los coparticipes en la empresa, y varias personas más.
A las dos en punto atracaron las lanchas al costado de los buques que estaban preparados para entrar en el dique, y subiendo inmediatamente tas autoridades invitadas al vapor BAYO, este hermoso buque rompió majestuosamente la marcha, al compás de los acordes de la banda de música de Abando, que previamente se había situado en el buque-puerta que cierra la entrada del dique.
Sin el menor tropiezo el vapor penetró gallardamente, colocándose en el puesto que se le había preparado en el costado derecho de la dársena; le siguió acto continuo el bergantín PAQUETE DE LA HABANA que, siendo el buque que más reparación necesita, fue á colocarse en el estremo o cabeza del dique; por fin, tras él entró y se colocó la barca L. y U.
Cerrada la puerta que separa al dique de la dársena, quedaron en el primero los dos buques citados, y siguieron entrando en la dársena el vapor LUCHANA que se colocó al costado izquierdo y el bergantín – goleta PAQUETE DE LA GUAYRA, que se situó entre este último vapor y el BAYO de que hemos hablado antes. Esta operación se ejecutó con toda precisión y acierto, sin miedo, sin desorden, sin entorpecimientos, sin la menor molestia personal, á pesar del inmenso gentío que acudió á contemplar tan interesante cuadro.
A las tres de la tarde ocupaban ya lodos los buques los puestos para ellos señalados, y colocado en el suyo el buque-puerta, se abrieron sus grifos de modo que, penetrando el agua, se fue á pique y quedó cerrada enteramente la entrada.
El señor cura párroco de Abando bendijo en seguida los diques, y el fotógrafo Sr. Pica-Groom, por encargo de los propietarios, sacó la vista de aquel pintoresco y animado cuadro.
Magnifico era el aspecto que los diques ofrecían en el momento de su inauguración, y los que han visitado Inglaterra, creían hallarse en uno de aquellos espaciosos y sólidos docks. En los buques se veía a las familias y amigos de los interesados y en tierra un gentío alborozado en cuyos semblantes se retrataba la satisfacción que les causaba ver concluida una obra que les dará trabajo. Este acontecimiento ha sido saludado con particular alegría por la clase jornalera, a la que pertenecían en su mayor parte los espectadores de la fiesta…
…Además de los datos que nos suministra el periódico de Bilbao tenemos otros de no menos interés, y son los siguientes:
La dársena mide 230 pies de largo y 100 de ancho, y los buques que en ella entraron tienen las dimensiones siguientes:
El vapor BAYO, 178 pies de quilla, 29 ¼ de manga y 16 ¼ de puntal.
El LUCHANA, 180 de quilla, 26 ½ de manga y 15 ¼ de puntal.
Y el bergantín – goleta PAQUETE DE LA GUAYRA, 86 de quilla, 21 ¾ de manga y 11 ¼ de puntal.
El dique es de 283 pies de largo y 60 de ancho, y los buques que en él se metieron median:
El bergantín PAQUETE DE LA HABANA, 105 pies de quilla, 27 de manga y 15 de puntal.
Y la barca L. y U., 120 de quilla, 27 de manga y 15 de puntal.
Una magnifica puerta de madera divide el dique de la dársena, y un buque-puerta, también de madera, cierra la entrada principal.
Felicitamos cordialmente á Bilbao por la importantísima mejora llevada á cabo en beneficio de su puerto, cuya necesidad tanto dejaba sentirse en el litoral, y deseamos muy de veras que los resultados correspondan con largueza, como es de creer, á los esfuerzos hechos para dar cima á tan útil y beneficiosa empresa”…
Poco después se perdia el BAYO en unos bajos cercanos a A Coruña. En el Boletín de Comercio, de Santander, en su edición del sábado 17 de julio de 1869, se anunciaba la pérdida del buque el día anterior:
…”Según telegrama recibido hoy de la Coruña, el vapor «BAYO» varó en la madrugada de ayer en los bajos de S. Pedro, inmediato al puerto.
Se activa el alijo de la carga, que sale bastante averiada. Se duda pueda salvarse el buque.
Ignorándose quienes son los recibidores de la carga en este puerto, se hace saber por medio de este anuncio para que llegue á su conocimiento.
Santander Julio 17 de 1869. —Los consignatarios, P. Larrínaga y Compañía”…
Corregía ligeramente la información el diario El Imparcial, en su edición de 21 de julio de 1869, en su página 3:
…”El vapor BAYO de la propiedad de los Sres. Tapia, Bayo y Compañía, que se dijo haber encallado en la playa de San Pedro, resulta esto ha tenido lugar en el bajo San Pedro próximo á la Coruña. El cargamento y casco de dicho buque se hallaban asegurados en varias compañías españolas”…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *