EL CAPITAN CRISTOBAL MORALES FERRANDIZ

LA VILA JOIOSA I LA MAR. HISTORIA I PERSONATGES, es la página web de Pere Garcimarin. Solo le pongo un pero, y ese es su brevedad en contenido, ya que el fondo es más que interesante y, en el que siempre ha sido mi ideario, narra la vida local con el detalle que solo las personas que viven en un determinado lugar pueden hacerlo. Por favor Pere, toma ánimos para seguir deleitándonos con las historias de tu maravillosa vila y, a los estimados lectores, desde esta pagina, el ruego de colaborar con el autor en la información que puedan enviarle.

El Capitan Cristobal Morales Ferrandiz. Foto cedida por Pere Garcimarin. Nuestro agradecimiento.jpg
El Capitan Cristobal Morales Ferrandiz. Foto cedida por Pere Garcimarin. Nuestro agradecimiento.

Una historia contenida en esta página, la del Capitán de la Compañía Trasatlántica de ilustre apellido, es la que transcribimos hoy en nuestra web. Una terrible tragedia, de autentica novela, fue la que le toco vivir al Capitán nombrado y a su amada. Leamos: …”Cristóbal Morales Ferrandiz. Mar, Amor y Muerte.
Vamos por la tercera generación de esta saga familiar de grandes marinos, Cristóbal Morales Ferrandiz era sobrino del Almirante Ferrandiz y nieto del capitán Juan Ferrandiz Soriano, nació en La Vila Joiosa en 1.868 fue capitán de varios barcos de la Compañía Transatlántica, como los vapores ALFONSO XII y PATRICIO DE SATRUSTEGUI siendo el último bajo su mando el vapor REINA VICTORIA EUGENIA
Volviendo con nuestro capitán Morales, después de una brillante carrera en la Compañía Transatlántica, en el año 1.923 tenía planes para jubilarse. Por esas fechas se enamoró de una joven francesa, que no contaba con la aprobación de sus padres para esa relación y que escapó de su casa con la intención de casarse con el capitán Morales.
Ella le esperaba en el Hotel Ritz de Barcelona mientras su prometido zarpaba en Julio de 1.923 de Cádiz rumbo a Montevideo, era su último viaje , pero en un sentido que no podía imaginar nuestro buen capitán. La muerte no acostumbra a avisar.
Encontrose indispuesto durante la travesía y su buen amigo el médico de a bordo hizo cuanto estuvo en su mano, pero su destino ya estaba escrito, falleció en su barco en medio del océano Atlántico.
El buque hizo escala en Canarias, donde el cadáver del capitán Morales fue embalsamado para hacer el viaje de regreso en el mismo buque y que sus restos pudieran descansar junto a los de su padre en el cementerio de la Vila Joiosa.
El barco, con las banderas a media asta, llegó a Barcelona en la tarde del 21 de Agosto de 1.923, el cadáver fue desembarcado y conducido a la estación de Francia para su traslado a la Vila Joiosa.
Puede que por un telegrama, su joven prometida se entera del fallecimiento y abrumada por el dolor, se lanzo al vacío desde el balcón del Hotel Ritz”…
Después de esta triste historia, de nuevo nuestro ruego al Sr. Garcimarin para que profundice en las maravillosas historias marineras de La Vila Joiosa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *