AUXILIARES DE LA COMPAÑIA TRASATLANTICA

TOMAR UN AGUA (Taponar una via de agua)

En muchos casos, los buques de la Compañía Trasatlántica que arribaban a puerto no atracaban a muelle directamente. Firmes a las boyas que la misma Compañía disponía en los puertos cabecera de linea, o bien fondeados en rada, la llegada de los paquetes provocaba un gran movimiento de botes auxiliares entre este y los muelles de carga ó descarga.
El AUXILIAR Nº 2 en la bahia de Cádiz. Postal. Fecha indeterminada.JPG
El AUXILIAR Nº 2 en la bahia de Cádiz. Postal. Fecha indeterminada.JPG
Remolcadores, aljibes, lanchas para personal, lanchas de servicios, gabarras, pontonas, grúas; todo para en unos breves días renovar tripulaciones, reparar pequeñas averías, abastecer de pertrechos y provisiones, llenar las carboneras y sobre todo desembarcar y embarcar el pasaje, que a su vez había venido al puerto cabecera en los pequeños vapores feeder, que habían recogido en los pequeños puertos a lo largo de la costa española.
La misma Trasatlántica, para atender estos servicios, tenia una pequeña flota de auxiliares que a principios de siglo estaba compuesta por las siguientes unidades: PADRE CAPITAN, de 71 toneladas, normalmente destinado en el tren de soporte de Filipinas; COMILLAS, de 28 toneladas, AUXILIAR, AUXILIAR Nº 1, de 47; AUXILIAR Nº 2, de 30; AUXILIAR Nº 3, de 49; AUXILIAR Nº 4, de 31 toneladas; AUXILIAR Nº 5, de 36 toneladas; AUXILIAR Nº 6, de 72 y la goleta SAN LUIS, de 131.
Con esta pequeña flotilla, la Compañía daba servicios de transporte de pasaje y atención a la tripulación a la llegada de sus vapores, y en Cádiz, también a las necesidades de sus astilleros de Matagorda.
El AUXILIAR Nº 2 estaba de servicio en Cádiz. Veremos pronto su vida marítima.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *